Estrategias de crecimiento corporativo: Un enfoque evolucionista.

Escobar Lechuga, Roberto Antonio (2005) Estrategias de crecimiento corporativo: Un enfoque evolucionista. Masters thesis, Universidad de El Salvador.

[img]
Preview
Text
TG-MAF 658.15 E74e.pdf
Available under License Creative Commons Attribution Non-commercial.

Download (156kB) | Preview

Abstract

Los ingresos económicos son el oxígeno de toda empresa, y hacerla crecer es la preocupación primordial de cualquier empresario. Es allí donde las ventas constituyen el frente de batalla en el que las empresas miden su fuerzas competitivas y el lugar en el cuál, el talento gerencial se pone a prueba, así como las ideas muestran su utilidad; convirtiéndose en un escenario de supervivencia y éxito corporativo. En ese sentido la Teoría Biológica de la Selección Natural de Charles Robert Darwin, nos manifiesta que las especies están formadas por individuos únicos, pero que de manera natural se expresan con múltiples variaciones entre sí; las cuales son matería prima y el pre-requisito para afrontar el cambio, adaptarse y poder sobrevivir. Sin embargo, los más adaptados no necesariamente son los que sobreviven. Dentro de ese marco, se encuentra la economía evolutiva, que recoge todas estas inquietudes y llega a cuestionar muchas ideas de la economía clásica; tratándo de ajustarse a las realidades de la vida cotidiana más de lo que lo hace la teoría tradicional llegando a comparar el desarrollo económico con la evolución biológica; al concebir la economía como un organismo en desarrollo y no como una máquina que se puede manejar con palancas. La economía evolutiva toma herramientas de la teoría del juego, las matemáticas, la física y la biología genética, para explicar que las personas no siempre actúan racionalmente desde una perspectiva económica. La supervivencia y la cooperación pueden ser complementarias según este punto de vista, en el cual la interacción y la habilidad de adaptación constituyen el fundamento que explica muchos comportamientos de la sociedad; comprende entonces, el denominado altruismo estratégico y mucho más; pero es éste el que puede ayudar a los empresarios a planear estrategias óptimas en diversas áreas como las finanzas, mercadeo y la administración. Algunos empresarios piensan que todo esto es simple sentido común y que no necesitan de economistas que les digan que el mundo es estático, pues toda acción propia conlleva a una reacción de los competidores; pero, la clave del éxito no consiste en acabarse a la competencia, sino en adaptarse a las coyunturas cambiantes. En la vieja economía los factores principales de producción eran la tierra, el capital y el trabajo. Luego en la economía industrial, el modelo de organización fue orientado para aprovechar la producción en masa, apareciendo las economías de escala como motor de la producción y la especialización en el trabajo como elemento para conseguir mejoras en la organización. Sin embargo, este modelo se transformó gracias al uso y difusión de nuevas tecnologías de información y a la incorporación del conocimiento en la cadena de producción de otros bienes y servicios; lo que facilitó dar una explicación de la creación de riqueza y el surgimiento de elementos más complejos como el capital intelectual, gestión de los intangibles e inteligencia competitiva, entre otros, que en conjunto constituyen el verdadero motor de la transformación de los modelos económicos y el elemento distintivo de la nueva economía ; que trae un cambio muy importante en la forma de pensar y en las nuevas exigencias para tener éxito en los nuevos mercados. En la nueva economía el valor ya no se añade, solo se mejora, se transforma, se mezcla y se comparte, es decir, se produce conjuntamente con el cliente, que a su vez puede ser proveedor de algo, y que al final de cuentas es quién colabora a crear valor a un bien o servicio. Esto supone un nuevo desafío en la gestión; ya que, no se tiene por costumbre gestionar una situación en la que el cliente aporte valor en forma de información y datos, que sirven para que una empresa pueda evolucionar, pasando de la gestión de la información a la gestión del conocimiento. En este nuevo hábitat económico surge un modelo lógico de crecimiento denominado competencias básicas, el cual está asociado a los activos intangibles logrando con ello nuevas formas de diferenciarse, de crecer y pensar; en el que se ofrecen distintas propuestas de valor, y la realización de nuevas oportunidades de negocios; acompañadas de aspectos importantes para el crecimiento corporativo tales como: estrategias alternativas para poder crecer, cultura empresarial, resiliencia, procesos de exploración, innovación de valor y el conocer las distintas fases que comprende el proceso de gestión, entre otros. También algunos de los cambios más evidentes a los que nos enfrentamos suponen una completa mutación de muchos sectores. Hace algunos años se tenía claramente identificados a los principales competidores y el ámbito de los negocios estaba bien perfilado; ahora, hay que elegir entre el manejo y gestión de activos físicos y tangibles y el manejo y gestión de la información. Las claves de éxito y los factores de competencia son muy diferentes. En muchas empresas los activos tangibles ya no son los principales protagonistas de la cadena de valor. La relación interactiva con los clientes es una fuente en sí misma de ingresos, gracias a los avances de la informatización; ya que es más rápida e intensa y sobre todo, que aporta mucho más valor que antes, al transmitir y compartir información, tanto en calidad como en cantidad. Amazon, dedicada a la distribución de bienes de consumo, es un ejemplo de ello; ya que es una empresa que ha crecido mutando y fertilizando permanentemente sus competencias básicas, sin alterarlas, pero generando nuevas oportunidades de negocios. En ese sentido, la metamorfosis de la cadena de valor no es total ni simultánea, sino que se van descubriendo cambios parciales en algunos de sus elementos y cambios en las diferentes fases de la información del valor del producto o servicio. Ya sea, desde el enfoque de producción o desde un enfoque de ventas. Un buen ejemplo, de esto, es el de los clasificados en los periódicos, que en la actualidad constituyen el 60% de los ingresos de las empresas editoras. Esta forma de anunciarse puede desaparecer a largo plazo y ser sustituida por otra forma más ágil; de hecho ya se pueden observar en el Web múltiple escenario, anuncios y comunicaciones personalizadas, que pueden sustituir rápidamente a los anuncios tradicionales. La amenaza para los periódicos no está en la aparición de la prensa digital, que sería un producto sustitutivo, si no en uno de los elementos que forman su estructura de ingresos, como son los clasificados, que pueden encontrar otro soporte que no esté conectado con la prensa como tal. Por lo tanto, la cadena se transforma pero no se destruye, siguen efectuándose operaciones pero de distinta manera. La metamorfosis y el alcance del cambio en la formación del valor están afectando a muchas empresas. Tomando en cuenta este punto de vista, el factor de éxito de cualquier empresa será el de identificar su propuesta de valor, incluyendo capacidades, activos y ADN cultural, es decir, aquello que hace a la empresa diferente de las demás, y de esa forma encontrar un socio potencial, a fin de generar un apalancamiento como una nueva forma de generar valor y sinergias; lo que dará como producto final la creación de una empresa diferenciada e innovada en un mundo competitivo.

Item Type: Thesis (Masters)
Additional Information: crecimiento corporativo
Subjects: 600 Tecnología (Ciencias aplicadas) > 650 Administración y servicios auxiliares > 658 Administración de empresas
Divisions: Facultad de Ciencias Economicas > Maestría en Administración Financiera
Depositing User: Sandra Rico Rodríguez
Date Deposited: 01 Dec 2016 16:09
Last Modified: 01 Dec 2016 16:09
URI: http://ri.ues.edu.sv/id/eprint/12350

Actions (login required)

View Item View Item

Downloads

Downloads per month over past year

Downloads

Downloads per month over past year